domingo, 1 de diciembre de 2013

Alhóndiga

Esta calle, situada en el interior del viejo recinto amurallado, parte de la calle Don Filiberto (junto a la Casa das Campás) y llega hasta la plaza de España a través de uno de los laterales del actual edificio del Concello. Antiguamente, sin embargo, se trataba de una gran plaza al no existir la manzana de viviendas que hoy puede verse, a la izquierda y en primer plano, en estas dos imágenes.

1965
2013

Así, la plaza medieval (conocida como Praza da Vila) abarcaba desde la fachada principal de la iglesia de San Bartolomé O Vello, hasta los viejos edificios del Concello.

San Bartolomé O Vello, con la Casa das Campás a la derecha.
La iglesia de San Bartolomé O Vello, demolida en 1842 debido a su estado ruinoso, ocupaba el solar en que hoy en día están los edificios del Liceo Casino y del Teatro Principal, ambos construidos a partir del año 1864 pese a la polémica que se levantó con el arzobispado, que no estaba de acuerdo en que un solar "sagrado" fuera empleado para representar comedias.

Mientras, en el margen opuesto de la antigua plaza medieval, se levantaron entre 1594 y 1595 los edificios del viejo Concello aprovechando parte de los muros de la vieja torre de Bastida. Éstos se encontraban en la misma parcela que la actual Casa Consistorial, aunque su fachada principal estaba orientada hacia el lado contrario, es decir, hacia la Praza da Vila, dentro del recinto amurallado. Inmediatamente detrás de estos edificios consistoriales se levantaba la muralla. Fueron demolidos en 1877 y reemplazados por el edificio actual, obra de Sesmero.

Las viejas casas consistoriales tuvieron a lo largo de su historia algunos otros usos como los de cárcel, pósito de pan y alhóndiga (almacenes municipales de grano). De ahí proviene la denominación actual de la zona.

18 de enero de 1965
25 de septiembre de 2013

1 comentario:

  1. Soy natural de Charino 13 y mi vida la desarrolle, casi siempre fuera.
    soy un enamorado de mi pontevedra.
    En todas mis llegadas, tengo que ir a visitar "mi calle", como si fuese a Santiago, a ganarme el "Jubileo".
    Gracias, por darme este recuerdo, aunque me caigan las lágrimas, en cada ocasión...

    ResponderEliminar