miércoles, 1 de febrero de 2012

José Millán

Esta calle pertenece al barrio de San Antoniño, barrio que acaba de cumplir 50 años, ya que fue a principios de la década de los 60 cuando comenzó a trazarse sobre unos terrenos prácticamente despoblados. El impulso a la creación de esta nueva zona de ensanche de la ciudad fue la promoción de un original polígono de viviendas sociales adosadas (las míticas casitas que se encuentran en la propia calle San Antoniño). El proyecto completo incluyó, además de esos minichalets adosados, la construcción de varias torres de viviendas de similar configuración estética, y del edificio que se ve en primer plano a la derecha de la foto.

Este último edificio fue el primero de la ciudad en contar con dos elementos que a día de hoy se nos antojan prácticamente imprescindibles: calefacción central y aparcamiento de vehículos para todas y cada una de sus viviendas. Lo del calorcito en casa le gustó a todo el mundo, pero lo de pagar un plus por tener una plaza de aparcamiento cuando (véase la foto de 1968) lo que faltaba en aquellos años era pasta y lo que sobraba era sitio para aparcar en la calle, no gozó de una calurosa (nunca mejor dicho) acogida. Tan poco éxito tuvo la idea del garaje en casa que estuvo a punto de alquilarse la zona de aparcamiento para instalar un taller mecánico. Hoy los propietarios se tirarían de los pelos.

En los 44 años que han transcurrido entre las dos tomas, las manzanas del barrio se han cerrado a base de nuevas edificaciones, comiéndose fincas, cierres y casas unifamiliares.

El Seat 600, el motocarro, y los demás coches de la época hacen que esta estrecha calle parezca la Gran Vía. Y es que a primera vista da la impresión de que la hubieran estrechado con los años. ¿O será que cada vez hacen los coches más grandes?

Abril de 1968
Enero de 2012

1 comentario:

  1. Enhorabuena por las más de 100 visitas. Te lo mereces.

    ResponderEliminar