viernes, 18 de abril de 2014

Sierra

A través del actual trazado de la calle Sierra discurrió durante muchos años la muralla medieval en su tramo paralelo al cauce del río, de la cual todavía se conservan algunos restos de su cimentación descubiertos en excavaciones recientes y expuestos al público de forma discutible.

Tras la desaparición de la muralla se produjo la apertura de la nueva calle, consolidada definitivamente con la construcción de la nueva plaza de abastos para la celebración del mercado municipal. Esta plaza, que fue inaugurada el día 20 de enero de 1948, venía a reemplazar al antiguo mercado situado junto al puente de O Burgo, en la plaza de Valentín García Escudero, y que tras casi sesenta años de vida se encontraba en un estado muy precario.

Actualmente este mercado sigue en funcionamiento tras sufrir una profunda reforma, rematada en el año 2003 y firmada por el famoso arquitecto César Portela, en la que se desmontó totalmente la estructura, se construyó un aparcamiento subterráneo de dos plantas, y se reconstruyó el edificio pieza por pieza, respetando la arquitectura original en cuanto a fachadas y escalinatas interiores de cantería, pero adecuando el espacio a las necesidades actuales.

En esta fotografía de mediados de la década de los sesenta del siglo pasado se observan algunos edificios en construcción por aquellos tiempos, así como una de las esquinas del mercado a la izquierda de la imagen.

1964
2014

1 comentario:

  1. Se aprecia la trampa urbanística del sexto edificio del museo, en una calle donde el alto general es de bajo y tres plantas.
    En el tramo primero de Sierra también sucede lo mismo, menos en la que hace esquina con César Boente, 21, de bajo y dos plantas,mientras que el edificio que ha sido vaciado, para remodelarlo interiormente es de bajo y tres más un ático enrasado con la fachada; es decir, bajo y cuatro.
    Cuando César Boente, 21 era propiedad familiar solicité permiso para darle una planta más, pero me fue denegado por la Delegación de Cultura y la correspondiente consellería.
    Mientras, en lo que constituye un claro agravio comparativo, en otras casas, Sierra,Sarmiento, Michelena, etc., han crecido algunos edificios y, aunque siga estando en el catálogo de las prohibiciones, algunas casas disponen ya de tejado sanwich, como el edificio del Museo próximo a Hacienda, la casa consistorial, la Casona de Miguelón (esquina Chariño/Tetuán), la casa de Rosón Gasalla, en Sarmiento, lo que no me parece mal porque a nuevos tiempos nuevos remedios y espero que, con un Peprica revisado podría estar incluso recomendado. Ya habrá ocasión de decir algo más.

    ResponderEliminar