martes, 22 de abril de 2014

Alameda del Arquitecto Sesmero

La Alameda del Arquitecto Sesmero es la zona verde más representativa de la ciudad desde su creación a finales del siglo XIX como parte de un ambicioso proyecto de ensanche hacia terrenos de extramuros, sobre los terrenos del, en aquel momento, campo de la feria de San José. Este proyecto, presentado formalmente el 29 de abril de 1879, resultó en la construcción de esta alameda junto con la avenida de Montero Ríos y los jardines de Vincenti (conocidos popularmente como Las Palmeras). Este conjunto forma hoy el corazón verde del entramado urbano.

Diseñada con una superficie oblonga que parte desde las inmediaciones de la casa consistorial en dirección a San Roque, las alineaciones arbóreas la dividen longitudinalmente en varios paseos paralelos. Esto sirvió en sus primeros años de vida, dentro del contexto de una sociedad clasista, para discriminar el uso de cada paseo en función de la categoría social. Así, el paseo más próximo a la Gran Vía de Montero Ríos estaba reservado para las niñeras y sirvientas, muchas veces acompañadas de soldados al acecho; el paseo adyacente estaba destinado a los artesanos o "clase media"; y los dos restantes, junto al viejo café, eran pasto de los señoritos.

Ese viejo café, junto al que deambulaban los pijos de principios del s.XX, no era sino un pequeño quiosco en el que se ofrecían bebidas y otros productos relacionados. Años más tarde quedaría en desuso, pero su recuerdo sería rescatado con la edificación del actual Cafetín.

Esta primera imagen es de principios del siglo XX, y está tomada desde el palco de la música, construido en el año 1904. Se puede apreciar que todavía no había sido instalado el monumento a los héroes de Ponte Sampaio, algo que no ocurriría hasta 1909.

1905
2014

Pese a sus más de cien años de historia, la Alameda pontevedresa sigue fiel a su estética y configuración original, salvando la excepción del nuevo Cafetín.

Abril de 1967
Abril de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada